Instalan canoa kawésqar  en Museo Regional de Magallanes elaborada por escultor Alfonso Cárcamo

Escultor Alfonso Cárcamo, basado en técnicas ancestrales, construyó representación artística para resaltar espíritu canoero del pueblo originario de la región.

Luego de tres meses de trabajo el escultor Alfonso Cárcamo, puso fin a la construcción de una canoa Kawésqar. La representación artística fue entrega oficialmente la mañana de este martes por el Director del Consejo de la Cultura y las Artes (CRCA), Gonzalo Bascuñán a la Directora del Museo Regional de Magallanes, Paola Grendi.

“Estamos complacidos y agradecidos de la labor que hace Alfonso, como escultor y que nuevamente escoja este espacio patrimonial para albergar una escultura que representa el espíritu kawésqar, el espíritu canoero de este pueblo”, expresó Grendi, respecto de la instalación definitiva en el jardín del inmueble ubicado en calle Magallanes de la ciudad de Punta Arenas.

Para la elaboración de la canoa se utilizó un árbol (lenga), traído desde el sector “Río El Canelo” (distante a unos 40 kilómetros al sur poniente de Punta Arenas). En la confección el artista incorporó hachuela, para el vaciado; hacha; formón, y la aplicación controlada de fuego para sellar y endurecer la madera. Además, en uno de los extremos de la embarcación se esculpió un rostro femenino, a modo de un mascarón. Este tipo de adornos estaba ausente en las canoas originales, sin embargo esta pieza es una representación artística, que recoge conocimientos ancestrales e incorpora elementos interpretativos propios del arte más contemporáneo.

“La idea fue hacer una canoa utilizando técnicas ancestrales. Se realizó acá in situ, en el museo. Primero trabajamos ahuecando el árbol, con pequeños cortes. Luego hicimos todo con hacha y hachuela. Antiguamente se usaba hacha de piedra. Se hizo el sacado lo más cercano posible a la técnica y se finalizó con el quemado focalizado y raspado de los residuos”, explicó Cárcamo, quien producto del contacto permanente con integrantes de la comunidad Kawésqar y relatos de su madre (Tránsito Paredes), adquirió el conocimiento y manejo de procedimientos tradicionales propios del pueblo canoero.

La construcción de la embarcación, de casi cuatro metros de eslora y 50 centímetros de manga, fue una iniciativa financiada por el Consejo de la Cultura y las Artes, a través del Programa de Fomento y Difusión de las Culturas y las Artes de los Pueblos Indígenas, línea difusión e intercambio cultural.

“Es un reconocimiento y valoración a la historia y al legado de los pueblos canoeros que habitaron la región. A través del artesano Alfonso Cárcamo estamos haciendo un sentido homenaje a esa tradición canoera. Y es un aporte también para embellecer y engalanar este sitio patrimonial, como lo es el Museo Regional de Magallanes”, comentó el Director del CRCA.   

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *