Despidos en Mina Invierno alerta al mundo sindical.

Un nuevo proceso de desvinculaciones se estaría viviendo en importantes empresas de la región. La primera de que se tuvo conocimiento fue el Casino Dreams de Punta Arenas, cuyo sindicato informó el despido de casi 40 personas en los primeros dos meses del año.

Ahora la empresa Mina Invierno se encuentra ad portas de un probable nuevo conflicto con sus trabajadores, debido a una serie de despidos corroborados por los dirigentes del Sindicato de Transportes Río Verde y el Sindicato de Equipos Mineros Río Grande.
Si bien Miguel Correa, presidente de este último grupo, informó la desvinculación de apenas tres personas y aseguró no tener mayores reparos en lo que concierne a estos despidos, los representantes del sindicato de transportes están preocupados por la situación. Aluden una disminución del 15% de su fuerza sindical tras los últimos despidos y una inseguridad meridiana en toda la empresa, tanto a nivel de ejecutivos como de trabajadores.
“Los despidos vienen suscitándose desde el año pasado, desde la plana mayor hasta la gente de operaciones y no sabemos cuándo va a terminar el proceso”, asegura el presidente del Sindicato de Transportes Río Verde, Miguel Bravo, indicando que, si bien tras el primer tramo de desvinculaciones masivas -generada a inicios de marzo- la gerencia les aseguró que no habrían nuevos despidos, la realidad demostró otra cosa”, informa Bravo.
La inseguridad y baja en el número de sindicados es parte importante de sus preocupaciones, explica Bravo: “Antes del 5 de marzo, éramos 105 personas sindicalizadas. Hoy día somos 94 socios, lo que conlleva a que en la empresa se forme una histeria colectiva, porque no se sabe cuánto va a durar esto, la gerencia nos dice que estemos tranquilos, pero hasta ahora no ha cumplido su palabra”.

De acuerdo a los números obtenidos a través de fuentes cercanas a la empresa, las desvinculaciones en los últimos dos meses superaría las 30 personas, incluyendo niveles de gerencia, donde uno de los últimos ejecutivos en salir de la minera fue el ahora ex gerente de Sustentabilidad de Mina Invierno, José Manuel Aguirre.

“Se conversó con la gerencia regional y de Recursos Humanos sobre el por qué de los despidos y dicen que se debe a una reestructuración y a las condiciones del mercado, y frente a eso no hay mucho que hacer en la Dirección del Trabajo, porque las facultades que tiene son muy pocas y todo es materia de tribunal para alegar despidos injustificados, son procesos que se demoran 60 a 90 días, entonces la forma de contrarrestar esto es muy mala”, expuso Bravo.
Por su parte, la empresa calificó esta serie de despidos como un “proceso normal” tras el término de la primera etapa del proyecto minero, justificando de cierta forma esta fase en los mermados valores del carbón.“Este ajuste debe entenderse como un proceso de normal ocurrencia en una empresa que, luego de terminar su etapa de construcción, pasa a una de operación en un escenario marcado por los bajos precios del carbón. Cabe mencionar que estos cambios se han venido realizando a diferentes niveles de la organización afectando a una mínima parte de su dotación”, expuso la minera.
Si bien la empresa afirma que el proceso de despidos concluyó, para el sindicato, las tareas recién comienzan, por cuanto decidieron iniciar un proceso de investigación para cada despido, siendo asesorados en esto por la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), que indicará próximamente los pasos a seguir.Por el momento, se barajan denuncias ante la Inspección del Trabajo por prácticas antisindicales y ante tribunales. No obstante, previo a esto, se planea una reunión con la dirección nacional del trabajo y, eventualmente una visita a la Cámara de Diputados para conversar con las comisiones del trabajo a fin de legislar sobre materia de negociación colectiva, encuentros que aún no están programados.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *